Keilylli de la Mora Valle

Protestas #30DeJunio
29 julio, 2020
El Librero
29 julio, 2020

LA CIUDADANA CUBANA, KEILYLLI DE LA MORA VALLE, SE ENCUENTRA EN SITUACIÓN DE GRAVEDAD Y URGENCIA, SUS DERECHOS A LA VIDA Y LA INTEGRIDAD PERSONAL ESTÁN EN GRAVE RIESGO. PERMANECE EN HUELGA DE HAMBRE DESDE EL 29 DE JUNIO DE 2020 ANTE LA PERSECUCIÓN, LAS AGRESIONES Y EL HOSTIGAMIENTO QUE SUFRE EN PRISIÓN

Keilylli fue condenada injustamente por el Tribunal Provincial Popular de Cienfuegos, el 7 de mayo de 2020, a través de un juicio sumarísimo a 1 año y seis meses de privación de libertad, por los falsos delitos de propagación de epidemias, desacato, resistencia y desobediencia. Se presentó una apelación a la sentencia dictada, resolución que fue rechazada y se encuentra en prisión desde el pasado 4 de junio. Desde su ingreso al Centro Penitenciario de Sabana Miguel, en Cienfuegos, Cubase declaró en huelga de hambre en protesta por su encarcelamiento y fue trasladada a una celda aislada al interior del recinto penal.

Producto de la huelga de hambre, la activista presentó un cuadro clínico delicado de deshidratación severa, fallas renales y pérdida de peso de más de 5 kilos, en esas condiciones fue trasladada al hospital Provincial de Cienfuegos, donde permaneció desde el día 11 hasta el 13 de junio. Las presiones a su familia y las amenazas a su integridad física por parte de las autoridades del penal y la policía política hicieron que Keilylli dejara temporalmente su huelga de hambre el 16 de junio.

Días después, se conoció que Keilylli de la Mora Valle, en debilitado estado físico, había sido recluida en una celda de castigo y aislada del resto de la población penal, bajo la excusa de un posible diagnóstico de Covid-19.

Luego, ingresaron a Keilylli con reclusas condenadas por delitos graves, para exponer nuevamente su vida, seguridad y salud. El día viernes 26 de junio de 2020, un oficial de la Seguridad del Estado (policía política), identificado como “Agente Emanuel”, la amenazó con aumentar sus años en prisión, si ella volvía a comunicarse con el exterior de la cárcel para divulgar información de su estado de salud.

El 29 de junio de 2020, Keilylli de la Mora Valle, reinició su huelga de hambre presuntamente por sufrir una golpiza de dos guardias del penal y luego de reiterados actos de acoso y amenazas hacia su vida e integridad física, primero por la Jefa de Reeducación Penitenciaria (adoctrinamiento político) y luego por el Jefe de Prisiones del Penal.

En los últimos días, Keilylli fue internada en el hospital Provincial de Cienfuegos, tras intentar atentar contra su vida en dos ocasiones en prisión. Hoy se encuentra incomunicada y detenida en una sala de psiquiatría donde ha sido amarrada al menos en una ocasión y es golpeada cada vez que la inyectan para que no proteste.  Permanece en huelga de hambreHasta el momento ni a su esposo, ni a otros familiares, ni a colegas de la oposición se les ha permitido visitar a la interna.

Solicitamos su ayuda para salvar la vida de Keilylli de la Mora y detener la impunidad de las autoridades del régimen cubano. Pedimos a su organización que se pronuncie para exigir la liberación inmediata de Keilylli porque su vida y su persona son incompatibles con el sistema carcelario de Cuba y los horrores a los que es sometida en su injusta prisión política.

Centro de Denuncias, Fundación para la Democracia Panamericana

[email protected]