SOSCUBA: reclamos de los cubanos ante lo ocurrido el 11 de julio

Dos meses después de la violenta represión desatada por el régimen cubano durante las protestas populares que ocurrieron el 11 de julio y que dejaron a más de 1,200 personas detenidas, el pueblo cubano vuelve a convocarse para salir a las calles. ¿Qué demandamos los cubanos? Ni más ni menos, el fin de la dictadura. Esto incluye el cese de la violencia, el respeto de todos los derechos de todos los cubanos, la liberación de los presos políticos y el arribo del país a la democracia, con la convocatoria de elecciones libres, justas, plurales, transparentes y vigiladas por la comunidad internacional.

El Observatorio Cubano de Conflictos (OCC) contabilizó durante octubre un total de 345 protestas ciudadanas en octubre en toda la isla, en lo que define como “la ola más brutal de terror desatada por el Estado comunista desde la guerra civil de los años 60”.

El observatorio estima que el aumento en las protestas en Cuba durante el 2021 está vinculado a las “injustas condenas a manifestantes pacíficos del 11 de julio”, en las que miles de cubanos salieron a las calles a protestar contra el régimen, así como a la movilización convocada para una Marcha Cívica el 15 de noviembre. Esta convocatoria pacífica tiene como objetivo pedir el respeto a los derechos y la liberación de los presos políticos, entre otros temas, utilizando el popular hashtag #SOSCuba en todo el mundo.

En Cuba no hay estado de derecho y por tanto, hablar o manifestarse en contra del gobierno liderado por el Partido Comunista de la isla conlleva riesgos aún mayores de lo habitual. No hay posibilidad de que los ciudadanos marchen de manera legal, pacífica y ordenada en desacuerdo con el régimen.

Muchos ciudadanos que han declarado en redes sociales que participarán en la marcha del 11 de julio han sido citados a interrogatorios con la Seguridad del Estado, donde han recibido amenazas de cárcel si llegan a salir a protestar en la vía pública. A otros los han expulsado de sus puestos laborales, o los han detenido y trasladado a una unidad policial por estar reunidos en un parque.

Las multitudinarias manifestaciones en Cuba del pasado 11 de julio fueron una clara expresión de los deseos de una gran mayoría del pueblo cubano de un cambio político y económico. El régimen dictatorial de partido único respondió con detenciones y encarcelamiento de centenares de personas inocentes, y está forzando al exilio a muchos jóvenes.

Ante esta situación extrema que están viviendo los ciudadanos en Cuba, una situación de acoso, de persecución, de violación de derechos humanos solo por querer un mejor país, un país más próspero y democrático, no hay una sola razón para no salir a la calle este 15 de noviembre. 

El régimen busca perpetuarse indefinidamente en el poder y se enfrenta a una ciudadanía que nunca lo quiso. 

Es hora de un cambio. 

Es hora de nuestro derecho a tener derechos.