Situación en Cuba: cambios necesarios y urgentes

Poco y nada ha mejorado la situación en Cuba desde que los revolucionarios depusieron a Fulgencio Batista en el año 1959. En 62 años de dictadura castrista, se ha deteriorado el nivel de vida de los cubanos, la decadencia económica nunca ha cesado y el régimen totalitario ha persistido a costa de la violación de los derechos humanos y las libertades del pueblo.

Desde hace ya muchos años, los cubanos no pueden paliar las múltiples carencias que enfrentan en el día a día. La pobreza y la miseria se acrecentaron y se hicieron presente en toda la isla, y se mantendrán en pie mientras el régimen de Fidel Castro, su familia, y el aparato de inteligencia del Estado siga tomando las decisiones en todos los aspectos de la vida del pueblo cubano.

Las ruinas de los edificios de la Habana que quedó detenida en el tiempo al igual que los coches que la transitan; los hombres y las mujeres que, en muchas ocasiones, se ven obligadas a someterse a la prostitución como única fuente de ingresos viable; las filas para conseguir productos de aseo o de alimentación, son solo algunas imágenes que demuestran que la situación en Cuba, hoy, es desesperanzadora.

El atraso, las prohibiciones, la censura de internet, las nulas oportunidades para aspirar a un futuro mejor y el desabastecimiento también evidencian que Cuba atraviesa una crisis humanitaria desde hace tiempo, y ello es consecuencia de un régimen autoritario que actúa sin escrúpulos. No es tan solo un Estado fallido que persigue y asesina a los disidentes que aspiran al progreso y a la libertad. Se trata también de una de las fracturas sociales más significativas de los últimos 60 años, que se refleja en el más de millón y medio de cubanos emigrados alrededor del mundo y en una economía colapsada, incapaz de garantizarle una vida digna a los cubanos.

Para que Cuba sea tierra de esperanza, de progreso y que la situación en Cuba mejore, Cuba debe ser libre. Cuba debe dejar en el pasado al régimen autoritario y al aparato represor que sostiene a dicho régimen.

Desde Cuba Decide promovemos la participación de los ciudadanos para conseguir un cambio de sistema con el objetivo de que los cubanos seamos libres. Libres para elegir y ser elegidos. Libres para progresar. 

Es hora de un cambio. 

Es hora de nuestro derecho a tener derechos.