Detenciones ilegales en la Dictadura Cubana

Durante las manifestaciones del pasado 11 de julio cientos de cubanos fueron detenidos y/o desaparecidos por manos de las fuerzas de seguridad de la dictadura comunista de Díaz-Canel. Activistas por el cambio, periodistas, y cubanos (algunos de ellos menores de edad) con derecho a manifestarse por su patria fueron arbitrariamente despojados de su libertad bajo cargos infundados, como el “desorden público”, “desacato”, “instigación a delinquir” y “resistencia”. 

Se estima que existieron al menos 1.000 detenidos/desaparecidos y al menos 500 siguen encarcelados. Fueron juzgados de forma ilegal por medio de juicios grupales, a puertas cerradas y con el testimonio único de las fuerzas de seguridad. Estos “juicios” son parte del terrorismo ejercido desde el régimen, en tanto que no se respeta ningún principio del Estado de derecho: las causas eran vagas e infundadas, y las condenas arbitrarias.

Los detenidos han sido duramente reprimidos y se los mantiene incomunicados, recluidos en celdas oscuras y bajo terribles condiciones carcelarias. Muchos han sido repetidamente sometidos a torturas y abusos físicos, como no dejarles beber agua por largos períodos de tiempo; también abusos psicológicos y obligados a gritar “¡Viva Fidel!”. 

Ante la resistencia del pueblo cubano frente a las violaciones de derechos humanos, la falta de libertades, la emergencia sanitaria y la escasez de alimentos, el régimen responde con más violencia, censura y represión. Utiliza de forma deliberada la coerción y ejerce un terrorismo de estado que silencia y desaparece cualquier ejercicio de resistencia y lucha por la libertad. 

A pesar de las prácticas represivas del régimen seguimos levantando nuestra voz, luchando por la libertad y por la liberación de todos los detenidos/desaparecidos que defienden nuestra Patria.

Sigue y comparte al Centro de Denuncias FDP en Facebook.com/CentroDeDenunciasFDP y a @CubaDecide en todas las plataformas. Usa el hashtag #CubaDecide y únete al movimiento.

¡El cambio está en tus manos!