Crisis humanitaria en Cuba

Es inevitable hablar de una crisis humanitaria cuando nos referimos a Cuba. La suma infinita de crímenes cometidos por la dictadura son los principales motivos por los cuales el país está inmiscuido en una catástrofe desde hace ya varios años.

¿Cómo puede ser que se sostenga durante mucho tiempo un régimen que condenó a todo un pueblo a la sumisión y a la pobreza? La respuesta es simple: en Cuba hay un estado totalitario.

Más de 4.000 asesinatos, extrajudiciales o fusilados “legalmente”, en nombre de la Revolución. Incontable cantidad de presos políticos, disidentes torturados, golpizas, proscripciones, persecuciones a disidentes y tantos otros crímenes de lesa humanidad que no pueden ser relatados con detalle debido a la falta de libertad de expresión y de libertad política. 

Ahora bien, el régimen y el terrorismo de Estado están correlacionados con una economía colapsada y una sociedad fracturada desde hace décadas. Alcanza con caminar por El Malecón y meterse algunas cuadras hacia adentro para ver la decadencia de La Habana, una ciudad estancada en el tiempo. No por motivos meramente turísticos, sino porque no hay herramientas para que se pueda progresar. Eso sí, los edificios o los coches viejos son lo de menos. La escasez de productos tan básicos como la comida o los artículos de aseo y limpieza es una marcada insignia de la Dictadura; la falta de oportunidades y las urgencias económicas explican el aumento de personas que se someten a la prostitución. Estos y otros problemas estructurales se acentúan en las sucesivas crisis económicas que afronta la isla.

Una economía destruida, un Estado totalitario, dirigentes corruptos que obligan a los ciudadanos a vivir como reclusos explican la enorme cantidad de disidentes que vieron a la emigración como única alternativa. Más de un millón y medio de cubanos huyeron de esta crisis humanitaria, a escondidas del aparato de inteligencia, en busca de libertad, dignidad y oportunidades.

La crisis humanitaria en Cuba tiene que acabar. Por eso, desde Cuba Decide promovemos la transición hacia la democracia, que permita un cambio en el sistema económico y en el sistema político. Para que los cubanos podamos vivir en libertad y dejar de ser víctimas de atropellos a nuestros derechos y garantías. Para que los cubanos podamos progresar y salir de la crisis que nos condena a la pobreza. Para que los exiliados puedan volver a su tierra natal. 

Desde Cuba Decide creemos que Cuba puede superar la crisis humanitaria. Y te necesitamos.

Puedes colaborar con Cuba Decide sumándote como voluntario haciendo clic aqui y/o con una donación haciendo clic aquí