El régimen cubano reprime con dureza a los opositores que hacen campaña contra su Constitución.

Luis Almagro «no reconoce» las «instituciones» creadas por la Constitución en Cuba
3 abril, 2019
Felipe Alejos Lorenzana VP de Guatemala se pronuncia en apoyo a Cuba Decide
8 abril, 2019

El régimen cubano reprime con dureza a los opositores que hacen campaña contra su Constitución

La Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) denuncio ayer el asalto con violencia de varias sedes de la organización en la Isla por parte de la policía política del régimen cubano. «Mas de 200 efectivos de fuerzas militares (tropas de asalto) y policiales cubanas, con presencia de los altos mandos del Ministerio del Interior, asaltaron en la madrugada de hoy [noche del lunes al martes] 8 casas-sede de la Unpacu con extrema violencia. Sin ordenes de registro y de forma simultanea, usando amoladoras rompieron las verjas de las casas, asediadas desde hace  noches, y entraron golpeando a todas las personas que se encontraban en dichas sedes», explica el comunicado emitido por la organización.

.

Entre los detenidos se encontraban ancianos, mujeres embarazadas y menores, según explicó ayer a ABC  José Daniel Ferrer, expreso de conciencia y coordinador de Unpacu, que también fue detenido y golpeado «en la cabeza y el abdomen». «Además agredieron a mi pareja, que está embarazada de cinco meses, y a su abuela de 78 años, porque no se podía levantar de la cama. Nos robaron todo, sin mostrar una orden de registro. Se llevaron móviles, ordenadores, enseres de mi casa e incluso la comida que había en la nevera, las medicinas y los historiales médicos de los pacientes que atiende mi pareja, que es doctora».

Reforma ante el mundo

La actuación policial se debería, según le explicaron los agentes al propio Ferrer, «porque no van a permitir que sigamos haciendo campaña en contra de la  Constitución, cuya reforma será votada en referéndum el 24 de febrero. Bajo represión, intimidación y terrorismo de Estado le venden al mundo una reforma en la que el pueblo opina y decide».

Ferrer denuncia que viven completamente «rodeados por efectivos de tropas especiales, de la PNR (Policía Nacional Revolucionaria), agentes de civil de la seguridad del Estado». De los 25 detenciones realizadas ayer contra disidentes, tres siguen detenidos. «Dicen que la respuesta va a ser más represión a toda acción en contra de la Constitución», explica.

El disidente también denuncia que los efectivos de la policía política incautaron una lista que contiene los nombres de 600 observadores que la Unpacu iba a desplegar para vigilar la jornada del referéndum y poder denunciar las irregularidades. Estos observadores, denuncia José Daniel Ferrer, serán ahora acosados para evitar su vigilancia del proceso electoral. No está prevista la presencia de observadores internacionales para monitorizar la jornada de la votación –no permite su entrada el régimen–, pese a que varias organizaciones han pedido que viajen a la Isla observadores de la OEA y de la UE.

Huelga de Hambre

Ante el incremento de la represión e intimidación, que puede empeorar a medida que se acerque el día 24, miembros de Unpacu, una plataforma que reúne a más de 3.000 disidentes en el interior de la Isla, han decidido como protesta y para llamar la atención de las organizaciones de Derechos Humanos una huelga de hambre. «Además de las protestas cívicas en las calles, que vamos a seguir protagonizando, hemos organizado una huelga de hambre masiva por toda Cuba», asegura Ferrer, que señala que sigue aumentando el número de presos en un momento en que el régimen presume de reformar la Constitución, una constitución que califica de «Stalinista», en la que se mantiene el partido único como forma de gobierno. «Esa Constitución no nos representa a todos». Y añade:«No tiene ninguna legitimidad un referéndum que se celebra entre medidas de represión contra los que promueven votar “No”. Ellos quieren mostrar que el pueblo puede opinar, pero no es así».

En este sentido, la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) consideró ayer «ilegítimo» el referéndum y aseguró que sólo sirve para «enmascarar» la «dictadura» ante la comunidad internacional. El Ejecutivo cubano acusó al secretario general de la OEA, Luis Almagro, de formular «calumnias y mentiras», siguiendo «el guión que le dicta el Gobierno de Estados Unidos».

SANTIAGO DE CUBA. – El representante en el Exterior de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), Luis Enrique Ferrer García, denunció a través de un Facebook Live, la deportación hacia Guyana del activista Eliecer Góngora Izaguirre, coordinador de la UNPACU en Jobabo, Las Tunas, por parte de la Seguridad del Estado.

Góngora Izaguirre, que formaba parte de los más de 120 huelguistas de hambre en la organización opositora, llevaba varios días sin ingerir alimentos y con un delicado estado de salud, fue sacado de su casa el pasado 19 de febrero, tras un violento asalto a su vivienda por parte de la policía política.

Vía telefónica, Eliecer Góngora Izaguirre cuenta a CubaNet todo el proceso vivido desde su arresto por parte de la Seguridad del Estado y el destierro a Guyana.

El día 19 en la tarde, oficiales de la Seguridad del Estado y la policía se presentaron en su, sacándolo de la cama donde se encontraba acostado en ese momento por la huelga de hambre. “Me cargaron y me arrastraron violentamente por los brazos y pies, tirándome contra una patrulla y dándome golpes en la misma mano que ellos me fracturaron el pasado 4 de febrero en Camagüey, donde me encontraba desempeñando la campaña por el #YoVotoNo”, describió el opositor.

“Alcancé a ver antes de irme, que estaban allanando mi casa, luego me llevaron para la PNR Municipal y me sacaron varias veces para torturarme psicológicamente como ellos acostumbran. Al día siguiente me sacaron del calabozo y me llevaron ante mis padres y mi esposa, me empezaron a amenazar delante de ellos de muerte y de prisión, diciéndome que tenían todos los papeles para comenzar a cumplir cuatro años por Peligrosidad Social Predelictiva, que ellos me levantaron el mismo día en que me partieron el brazo”.

“Me indicaron delante de mis padres, que no iba a correr la misma suerte que la vez pasada, luego de la prisión política que sufrí tras promover la campaña Cuba Decide que cumplí el día 5 de septiembre de 2018. Me dijeron que ni iba a salir con vida de esta, tras el supuesto delito que me iban a aplicar de peligrosidad social”.

Luego fue llevado para el Centro de Operaciones e Instrucción Penal de Las Tunas, donde continuaron torturándolo.

En la mañana del día 21 lo sacaron de allí, y lo trasladaron para las inmediaciones de la Plaza de la Revolución. “Me mandaron a caminar para un banco donde se encontraba sentado mi padre de 86 años de edad, diciéndome que no podía desviarme para ningún lugar porque me encontraba cercado, que no me mandara a correr ni hiciera nada, que tenía que ir directo a mi padre”, alegó.

“Cuando hice eso, vi varios agentes vestidos de civil y de la policía nacional rondando y cercando el lugar, dijeron que cuando me hicieran una señal me dirigiera a quien me realizara, en este caso fue Miguel, el jefe de enfrentamiento de la provincia. Entonces tuvimos que caminar mi padre y yo hacia él. Luego nos condujeron hasta el Hotel Tunas y estuve encerrado en una oficina aproximadamente dos horas”, relató.

Después de ese tiempo de encierro en el hotel, lo bajaron y entraron a un auto blanco donde ya se encontraban dos agentes dentro. “Luego me doy cuenta de que estamos saliendo a la autopista y me comienzo a preguntar para dónde vamos. Preguntaba y nadie me decía nada, le preguntaba a papi si sabía algo y me decía que no”.

Cuenta que en horas de la madrugada llegaron al Aeropuerto Internacional José Martí, donde había otras personas que esperaban su llegada, incluso muchos trabajadores del aeropuerto. “Parece ser que le pidieron el pasaporte a mi padre y él lo facilitó. No tardó mucho y llegaron con el billete aéreo para Guyana”.

Antes de abordar el avión dice que le fueron entregados 200 dólares, “para que con eso me buscara la vida y que no me atreviera nunca a regresar a Cuba”.

Detalla que lo encomendaron con la tripulación de la línea aérea Aruba Airlines. “Toda la tripulación me miraba, hasta que despegamos con destino a la isla de Aruba”, única escala que realiza esta aerolínea en su viaje a Georgetown.

Luego detalló que, después del avión despegar del Aeropuerto Reina Beatrix en Aruba, le dio un desmayo, producto de tantos días sin ingerir alimentos. “Cuando me disponía ir al baño, me desmayé y ellos tuvieron que socorrerme, y llevarme nuevamente al sillón, por la debilidad de tantos días de la huelga y los maltratos que sufrí los días que estuve detenido”.

Cuando llegó al Aeropuerto Cheddi Jagan de Guyana, cuenta, “pido un teléfono y me pongo en contacto con nuestro líder José Daniel Ferrer y su hermano Luis Enrique Ferrer, respectivamente”.

Narra que sus familiares en Cuba se han quedado totalmente desprotegidos, sus cuatro niños, su esposa, su padre de 86 años y su madre de 68, personas ancianas que no trabajan y según refiere dependían totalmente de él. Cuenta también, que tiene un hermano que cumple prisión política, siendo el brazo derecho y el único sostén de la familia.

Hasta el día de hoy, Eliecer lleva 11 día en huelga de hambre ininterrumpida. “Mi postura ante la huelga es que la terminaré el mismo día 24, que eso, la distancia no me lo va a impedir, sigo más filme que nunca, y cerraré con el no rotundo, que han plasmado nuestros valerosos hermanos de la UNPACU y otros activistas valientes que se han sumado a esta lucha”.

¿Volverá Eliecer a Cuba, tras la amenaza de muerte y prisión que ha recibido por parte de la policía política, o permanecerá desterrado en Guyana?

“Yo quisiera regresar para Cuba, y si me tienen que matar que me maten, pero realmente por decisión de muchos hermanos, pues quieren que yo esté acá, me han llevado al convencimiento de que sí, de que tengo que quedarme en Guyana desterrado, porque la dictadura no está jugando cuando hace esto, lo llevó a estos extremos, y lo mejor, es entonces que me quede acá”.

El activista envía un firme mensaje a todos los valerosos hermanos de la Unión Patriótica de Cuba y otras organizaciones opositoras. “Sigan adelante, no se dejen amedrentar, la dictadura está muy desesperada y mientras más desesperada, más violenta. Manténganse firmes porque cada día somos más, y pronto celebraremos todos en democracia”.

Fuente: ABC, CUBANET